Especialistas en implantología dental Lliria

Injerto de hueso

Es un procedimiento en odontología y cirugía oral que se utiliza para aumentar o regenerar el tejido óseo en áreas donde la pérdida de hueso ha ocurrido debido a infecciones, trauma o la extracción dental. Este proceso implica tomar hueso de otra área del cuerpo del paciente o utilizar materiales sintéticos para fortalecer y regenerar la estructura ósea. El injerto de hueso es esencial para preparar el sitio para la colocación exitosa de implantes dentales o para mejorar la estabilidad y la salud bucal en general. Es un procedimiento común que ayuda a restaurar sonrisas y funciones dentales perdidas.

¿En qué casos se recurre a un injerto de hueso?

El injerto de hueso es una técnica crucial en odontología que se utiliza en diversas situaciones para restaurar y fortalecer la estructura ósea en la cavidad oral.

Se recomienda considerar implantes angulados en los siguientes casos:

  • Pérdida ósea: Para regenerar tejido óseo debido a enfermedades, infecciones o extracciones dentales.
  • Implantes dentales: Cuando la cantidad o calidad de hueso es insuficiente para la colocación de implantes.
  • Deformidades: Para corregir defectos óseos que afectan la estética facial y dental.
  • Enfermedades periodontales: En el tratamiento de problemas periodontales avanzados para regenerar el hueso perdido.

Pedir cita

Rellena el formulario para poder contactar contigo y tener una cita.

¿Qué tipos de injertos de hueso ofrecemos?

  • Injerto de Hueso Autólogo: Este método implica tomar hueso del propio paciente, generalmente de la mandíbula, cadera o tibia. Es altamente compatible y reduce el riesgo de reacciones adversas.
  • Injerto de Hueso Sintético: Utilizamos materiales sintéticos diseñados para estimular el crecimiento óseo y reemplazar la necesidad de utilizar hueso del paciente. Son una opción versátil y segura.
  • Injerto de Hueso de Origen Animal: En algunos casos, utilizamos injertos de hueso de origen animal, como el xenoinjerto. Estos materiales son tratados y procesados para ser seguros y efectivos.
  • Injerto de Hueso de Banco: En situaciones donde no es posible utilizar el propio hueso del paciente, ofrecemos injertos de hueso de banco, que son obtenidos de donantes verificados y procesados meticulosamente.

Especializados en todas las áreas de la odontología

Fases de un injerto de hueso

Fase 1 – Evaluación inicial

Antes de iniciar un injerto de hueso, realizamos una evaluación exhaustiva de tu salud bucal. Esto incluye un examen detallado de la estructura ósea y la salud de las encías en la zona a tratar. Nos aseguramos de que las condiciones orales sean adecuadas para el procedimiento y determinamos la cantidad de hueso necesario.

Fase 2 – Planificación y Diseño Personalizado

Cada paciente es único, y en esta fase, nuestro equipo especializado planifica el tratamiento específico. Utilizamos tecnología avanzada para diseñar la estrategia de injerto óseo, asegurando la cantidad adecuada de hueso y la elección del material apropiado. Además, se establece un plan de acción detallado.

Fase 3 – Realización del Injerto de Hueso

Una vez planificado, procedemos a la etapa de injerto de hueso. Durante esta cirugía, se coloca cuidadosamente el hueso donante o el material de injerto en la zona requerida. Esto se realiza con precisión para garantizar la integración adecuada con el tejido circundante y la formación de nuevo hueso.

Fase 4 – Restauración y Seguimiento

Después del injerto de hueso, seguimos de cerca tu proceso de recuperación. Una vez que el injerto haya sanado y el hueso se haya regenerado, se puede proceder a la restauración dental, como la colocación de implantes o la preparación para futuros procedimientos. Realizamos un seguimiento continuo para garantizar que los resultados sean exitosos y duraderos.

Preguntas frecuentes sobre el injerto de hueso

Un injerto de hueso dental es un procedimiento en el que se agrega tejido óseo adicional a una zona de la mandíbula o maxilar que ha experimentado pérdida de hueso. Esto se hace para mejorar la cantidad y calidad del hueso disponible, lo que permite la colocación exitosa de implantes dentales u otros tratamientos de restauración dental.

Las razones más comunes para requerir un injerto de hueso dental incluyen la pérdida ósea debido a la enfermedad periodontal, la extracción dental previa, lesiones faciales, o la reabsorción ósea con el tiempo. También puede ser necesario para abordar la falta de volumen óseo en áreas donde se desea una restauración dental.

El hueso utilizado para el injerto dental puede provenir de diversas fuentes, como el propio paciente (generalmente de otras áreas de la boca), donantes humanos o materiales sintéticos diseñados específicamente para este propósito. La elección del origen del hueso dependerá de la situación clínica y las necesidades del paciente.

El tiempo de recuperación puede variar según la extensión del procedimiento y la salud del paciente. En general, la recuperación inicial puede llevar varias semanas, y la formación de nuevo hueso puede llevar meses. Durante este período, se realizarán citas de seguimiento para evaluar el progreso y determinar cuándo es seguro proceder con la restauración dental final, como la colocación de implantes.

Algunos de los profesionales de Clínica Domenech Dental

Somos un equipo multidisciplinar al servicio de las personas.

Ignacio Domenech Galarza

Estética y Endodoncia Microscópica

Carlos Domenech Galarza

Estética, Rehabilitación protéstica y ATM

Marta López Marí

Ortodoncia y Ortopedia.

Estamos situados en LLiria, ven a visitarnos, te aseguramos una bonita sonrisa