Los 19 mitos sobre los dientes más comunes

¿Conoces toda la verdad sobre tus dientes? A lo largo de nuestra vida hemos oído muchos mitos sobre los dientes que a veces nunca hemos llegado a contrastar. El “boca a boca” ha facilitado esta propagación, pero hoy en día es en internet donde más rápido vuelan los mitos dentales que después escuchamos y creemos. En este artículo, te contamos qué mitos son los más comunes y por qué debes dejar de creer en ellos para tener una buena salud bucodental. Además, te explicaremos la importancia de los tratamientos dentales y cuáles te pueden ofrecer los expertos de Clínica dental Domenech.

Los 19 mitos dentales más comunes

Las caries siempre duelen

Falso. Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor alguno. Así mismo, si la caries llega a la zona de dentina y el diente pierde la vitalidad de su nervio, puede no notar ningún tipo de dolor. El dolor se inicia cuando la infección se extiende a la dentina en contacto con bebidas frías o calientes o azucares. Si la infección llega el nervio, puede infectarse y el dolor aumenta. Las revisiones periódicas son la mejor herramienta para detectar a tiempo una caries.

Los dientes provocan mal aliento

Esto es falso, ya que el mal aliento está originado por falta de higiene dental y por la acumulación de restos alimentarios y bacterias variadas, incluso en ocasiones tiene su origen en problemas gastrointestinales.

Solo debes acudir al dentista cuando sientas molestias

Esto es falso, ya que es recomendable realizar una revisión o dos al año para revisar nuestra salud bucodental y evitar problemas futuros.

Cuanto más fuerte es el cepillo, más limpiará

Esto es falso, ya que todos los cepillos cumplen la misma función y, en ocasiones, los cepillos más duros pueden ser perjudiciales en nuestras encías o desgastar parte del esmalte, provocando así la aparición de caries u otros problemas mayores. De hecho, puedes usar un cepillo suave. Algunos dentistas incluso recomiendan hacerlo para no dañar las encías y el esmalte. Lo principal es seguir reglas simples: cepillarse los dientes dos veces al día y cambiar su cepillo cada 3-4 meses.

Una buena opción para blanquearse los dientes es el bicarbonato

Este mito es uno de los más comunes, pero su práctica no es recomendable, ya que puede ocasionar daño en el esmalte dental y provocar sensibilidad en los dientes. Todos los tratamientos dentales deben realizarse bajo la supervisión de un dentista.

Los dientes blancos son más sanos que los amarillos

El tener los dientes blancos no es sinónimo de dientes sanos, ya que todos no tenemos el mismo color natural de los dientes. Tener los dientes blancos es más cuestión de estética que de salud.

El hilo dental o enjuague sustituyen el cepillado

Estos elementos son importantes para el cuidado bucodental, sin embargo, no son sustitutivos para mejorar la higiene dental.

Las caries solo se produce si ingieres azúcar

Aunque el consumo no controlado de azúcar es perjudicial para la salud bucodental, hay otros alimentos que pueden causar caries dental como el almidón, el alcohol, los cítricos y las bebidas gaseosas.

Los implantes son para toda la vida

Los materiales de los implantes deben ser sustituidos para evitar su desgaste y contaminación. Para perdurar su duración es imprescindible una buena higiene dental.

Debes cepillarte después de comer inmediatamente

Debes esperar aproximadamente media hora, ya que la saliva puede contrarrestar la acidez de los alimentos que se ingieren.

Las futuras madres no pueden visitar al dentista

Al contrario, si hay una inflamación en la cavidad bucal de una mujer embarazada, debe eliminarse rápidamente. El principal temor de las futuras madres está relacionado con el hecho de que los analgésicos pueden afectar al feto. Sin embargo, no tiene que soportar el dolor en el sillón del dentista: las investigaciones modernas indican la seguridad de los anestésicos locales.

Las caries de los dientes de leche no afectan a los definitivos

Falsa creencia que ha sido responsable de graves problemas en la dentición definitiva. La caries del diente de leche necesita ser tratada lo antes posible.

Los colutorios no manchan los dientes

En principio los enjuagues bucales no deberían manchar los dientes ahora bien, aquellos que contienen clorexidina sí manchan las piezas dentales si usan de forma continua. Su tiempo de uso debe ser marcado por el odontólogo.

Necesitas usar un palillo después de comer

Use hilo dental después de comer porque puede dañar sus encías con un palillo de dientes. Además, si desea limpiarse los dientes con un palillo de dientes después de cada comida, es una campana de alarma: es hora de visitar a su dentista.

Cuanto más a menudo se cepille los dientes, más sanos estarán

Cepillarse los dientes con demasiada frecuencia puede provocar enfermedades del esmalte y de los dientes debido a las propiedades abrasivas de la pasta de dientes. Es mejor enjuagar la cavidad bucal con un enjuague bucal especial entre los cepillados por la mañana y por la noche.

Un dolor de muelas significa una cavidad

Puede haber varias razones para el dolor de dientes aparte de una cavidad: sensibilidad dental, inflamación de la pulpa o la encía dental, etc. El problema no siempre está en la cavidad oral. Por ejemplo, puede ser sinusitis. Sólo un dentista puede establecer la razón

Si se cayó un relleno, no es necesario que le perforen los dientes, simplemente basta con rellenarlos

Los rellenos están hechos de un material confiable y no se caen sin ninguna razón. La mayoría de las veces el problema está en el desarrollo de una cavidad debajo del relleno y la destrucción de los tejidos dentales.

Debes quitarte las muelas del juicio

Si las muelas del juicio están completamente erupcionadas y sanas, no hay necesidad de extraerlas.

Los dientes deben ser cepillados después del desayuno

Esta opinión existe incluso entre los dentistas. Sin embargo, hoy en día la mayoría de ellos tiende al hecho de que es deseable lavarse los dientes antes de comer. Durante el sueño, la afluencia de saliva se ralentiza, y esta es la razón por la cual las bacterias y la placa se acumulan en la boca durante la noche. Si no te cepillas los dientes antes del desayuno, todo esto irá directamente a tu estómago.

Importancia de una buena salud bucodental

Indudablemente, es imprescindible mantener una rutina de limpieza de nuestros dientes para eliminar todos los residuos existentes y conseguir la mejor higiene bucal posible. Cuidar nuestros dientes puede evitarnos problemas en nuestras encías, podemos prevenir las caries, el mal aliento y cuidar del aspecto de la dentadura. Sin embargo, a pesar de que el cuidado diario es importante, también lo es el incorporar a nuestra rutina las visitas periódicas a nuestro dentista: no solo nos limpian los dientes, sino que van mucho más allá.

Las visitas al dentista tienen como objetivo principal una limpieza profunda (eliminar sarro, manchas en dientes…) y una revisión completa para descartar caries, inflamaciones, examinar obturaciones o futuros problemas que se puedan percibir. Este acto puede prevenir a que el sarro y las caries avancen o que otros problemas dentales aparezcan en nuestra boca.

Clínica Dental Domenech te ofrece los mejores tratamientos dentales

Como has podido comprobar en los anteriores mitos dentales y en la importancia de la salud bucodental, la figura del odontólogo es imprescindible para gozar de una buena higiene bucal. En Clínica Dental Domenech tenemos como prioridad la salud bucodental de nuestros pacientes, por lo que les asesoramos adecuadamente para tratar cada caso en específico. Nuestro trato es totalmente personalizado a cada paciente.

Si necesitas una revisión o buscas tratamientos dentales que hacerte, solo tienes que consultar en nuestra página web o contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte, asesorarte y ayudarte!

No solo gozarás de una dentadura saludable, sino también de una sonrisa reluciente.  Nuestros expertos te otorgarán una sonrisa bonita, saludable y te evitarán tener problemas mayores y dolorosos. Revisa tu agenda y concierta una cita con nosotros. ¿A qué esperas? ¡Es tu turno de sonreír!